Repertorio de marchas eucarísticas y de gloria para el traslado de la víspera de Corpus

La Banda de Música Maestro Agripino Lozano (Antigua Cruz Roja), bajo la dirección musical de D. Enrique Busto Rodríguez, está preparando un selecto repertorio de marchas para la procesión de traslado de la Santísima Virgen del Carmen a la Iglesia Mayor en la víspera de la festividad del Corpus Christi.  Así, además de las imprescindibles marchas «Reina Carmelitana» de Rafael Márquez Galindo y «La Virgen del Carmen» de Camilo Pérez Monllor, que no faltan en cada procesión de la Virgen, también sonarán desde la clásica marcha «Corpus Christi» de Braulio Uralde, hasta otras marchas procesionales de gloria que no se escuchaban tras la Patrona desde hace décadas, cuando la desaparecida Banda de Música del Cuartel de Instrucción de Marinería era la que acompañaba a la Patrona.

De esta manera, se ha recuperado en el repertorio la marcha procesional eucarística «Triunfal» de José Blanco, que incluye el «Himno oficial del XXII Congreso Eucarístico Internacional» celebrado en Madrid en 1911. Dicho himno, conocido popularmente como «Cantemos al amor de los amores», fue compuesto por el músico Ignacio Busca de Sagastizábal (1868-1950) con letra de un fraile agustino, el Padre Restituto del Valle Ruiz (1865-1930). La marcha «Triunfal» consta de dicho himno más un pequeño trío original del maestro José Blanco.

Triunfal

Otra de las obras que se va a recuperar en el repertorio musical de la Santísima Virgen del Carmen es la marcha procesional de gloria «La Pilarica» del músico militar Jaime Texidor, que no faltaba en la Procesión de la Patrona de cada 12 de octubre en la década de los 80.

Asimismo, la Banda de Música Agripino Lozano también está preparando las siguientes marchas eucarísticas:

«Domus Aurea» escrita por Jaime Texidor en 1955, y que contiene también el mencionado Himno «Cantemos al amor de los amores» en su parte final.

«La Sagrada Cena» es una obra del maestro Pedro Gámez Laserna compuesta en 1980, la cual tiene un doble carácter, pues en la partitura indica «marcha religiosa, sacramental y de pasión», y en las particelas «marcha regular». Es decir, es válida tanto para procesiones de Semana Santa como para procesiones eucarísticas y de gloria.

«¡Gloria al Señor!», es otra marcha de gran calidad con una instrumentación y unos contrapuntos muy logrados, y que en 1969 compuso el músico militar Ricardo Dorado Janeiro dedicándola al Santísimo.

«Rey de Reyes» escrita por Mariano San Miguel a principios del S. XX, es otra marcha brillante con cornetas y que éste dedicó al Santísimo Sacramento. Fue firmada bajo el pseudónimo de M. Güelsiman (nótese el «baile» de letras entre Güelsiman y San Miguel).

Además de todas estas marchas, también se incluirán en el repertorio otras de corte clásico como Santa María de la Paz (1963) de Germán Álvarez Beigbeder, Hiniesta Coronada (1974) de José Albero Francés, Virgen del Dulce Nombre (1986),  y Santa María de la O (1996), estas dos últimas de Pedro Morales Muñoz.

Banda Agripino


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies