Patrona y Alcaldesa Perpetua de la Ciudad de San Fernando - Patrona y Capitán General de la Armada Española

Fundada el 16 de mayo de 1698

Coronilla al Milagroso Niño Jesús de Praga

P/ POR LA SEÑAL DE LA SANTA CRUZ…

V/ Adorada y glorificada sea la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.

R/Amén.

P/ Adorado y glorificado sea El Padre.

V/ El Verbo se hizo carne.

R/ Y habitó entre nosotros. 

PADRE NUESTRO…

P/ Adorado y glorificado sea El Hijo.

V/ El Verbo se hizo carne.

R/ Y habitó entre nosotros. 

PADRE NUESTRO…

P/ Adorado y glorificado sea El Espíritu Santo.

V/ El Verbo se hizo carne.

R/ Y habitó entre nosotros.

PADRE NUESTRO…

DULCE NIÑO JESÚS

Dulce Niño Jesús, te adoro en el misterio de tu Encarnación.

AVE MARÍA… Dulce Niño Jesús, te adoro en el misterio de la Visitación.

AVE MARÍA… Dulce Niño Jesús, te adoro en el misterio de tu Nacimiento.

AVE MARÍA. Dulce Niño Jesús, te adoro en el misterio de la Adoración de los pastores.

AVE MARÍA. Dulce Niño Jesús, te adoro en el misterio de tu Circuncisión.

AVE MARÍA. Dulce Niño Jesús, te adoro en el misterio de tu Epifanía.

AVE MARÍA. Dulce Niño Jesús, te adoro en el misterio de tu Presentación en el Templo.

AVE MARÍA. Dulce Niño Jesús, te adoro en el misterio de tu Huida a Egipto.

AVE MARÍA. Dulce Niño Jesús, te adoro en el misterio de tu Permanencia en Egipto.

AVE MARÍA. Dulce Niño Jesús, te adoro en el misterio de tu Regreso a Nazaret.

AVE MARÍA. Dulce Niño Jesús, te adoro en el misterio de tu Vida oculta en Nazaret.

AVE MARÍA. Dulce Niño Jesús, te adoro en el misterio de tu Pérdida y Hallazgo en el Templo.

AVE MARÍA.

CANTO AL SANTO NIÑO JESÚS DE PRAGA

A tus plantas ¡Oh Niño de Praga! Ya no existe en la vida dolor: nuestro pecho de dicha se inflama, nuestro ser se conmueve de amor. Quien anhele en el mundo delicias presuroso que acuda a tu altar, que quien siente una vez tus caricias no las puede en la vida olvidar. Yo busqué siendo niño un amigo y mi madre a tus pies me llevó: ahí le tienes, me dijo y contigo una eterna amistad se pactó. ¿Quién endulza cual Tú mi amargura? ¿quién mitiga cual Tú mi aflicción? tú eres sólo, Jesús, ¡ay! quien cura las heridas de mi corazón. No me dejes, bellísimo Niño. te lo pido postrado en tu altar; vale más tu amistad, tu cariño, que las perlas que encierra la mar.

ORACIÓN FINAL

Dios mío, que encomendaste a tu Hijo unigénito para ser Salvador del género humano y le impusiste el nombre de Jesús, por tu piedad concédenos a los que veneramos su Santo Nombre en la tierra, gozar de su presencia en los cielos. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies