El Patronazgo de la Virgen del Carmen sobre la Ciudad de San Fernando

Logrado el patronato oficial de la Virgen del Monte Carmelo sobre la Marina Nacional, no abrigó otro anhelo que el de ratificar oficialmente el patronato que de hecho la misma Virgen ejercía sobre La Isla. En tal sentido hizo las oportunas gestiones y no paró hasta el logro definitivo de tan noble proyecto. 

El V. P. Francisco de P. Tarín, S. J., nuevo Apóstol de Andalucía, en la novena que predicó en este templo como preparación a la fiesta del Carmen en 1908, vino a avivar el incendio de amores y entusiasmos de los hermanos del Carmen por la misma causa, ya que el santo misionero jesuita les exhortaba a activar los trámites precisos para ver cuanto antes a la Reina del Carmelo proclamada como Patrona jurada de San Fernando.

Desde el año 1915, por los oradores de la fiesta carmelitana se renovaba la súplica y la recomendación, dirigida y a la par inspirada por la Cofradía. Así lo hicieron los oradores PP. Galán, Calpena, Lasheras, etc. Hasta que cuajó en esplendorosa realidad, merced a los oficios de la Hermandad ante el Excelentísimo Sr. Obispo de Cádiz, don Marcial López Criado. El Arcipreste de la ciudad, en unión con el Alcalde del Ayuntamiento y el Hermano Mayor del Carmen, elevaron las Preces a Roma eficazmente respaldadas con el aval del Prelado diocesano. Con fecha de 14 de junio de 1920, la Santidad de Benedicto XV otorgó el Rescripto Pontificio declarando Patrona de San Fernando a la Santísima Virgen del Carmen.

Nombramiento de Patrona de San Fernando
Reproducción facsímil del documento fechado en el Vaticano el 14 de junio de 1920, por el que su Santidad el Papa Benedicto XV concedió el nombramiento de Patrona de la Ciudad de San Fernando a la Santísima Virgen del Carmen

“Es tanto el piadoso fervor con que el clero y pueblo de la ciudad de San Fernando de la diócesis gaditana honra a la Santísima Virgen, Madre de Dios, bajo el título de Monte Carmelo, cuya imagen, ya de antiguo, es sumamente venerada en la iglesia llamada vulgarmente “del Carmen”, que con férvidas preces han suplicado a Nuestro Santísimo Padre Benedicto Papa XV, que la misma Madre de Dios del Monte Carmelo, fuese declarada y honrada como Patrona igualmente principal con San José, su esposo, patrono egregio de la misma ciudad, ya hace siglos. Su Santidad, pues, acudiendo con gran amor a estas preces presentadas por el infrascripto Cardenal Prefecto de la Sagrada Congregación de Ritos y apoyadas con amplísima recomendación del Rvmo. Sr. Obispo de Cádiz, declaró y determinó con su suprema autoridad, que la B. V. del Monte Carmelo sea reconocida como Patrona igualmente principal con San José, su esposo, de la expresada ciudad de San Fernando, con todos los honores y privilegios, que de derecho corresponden a los patronos principales de los lugares.

Nihil obstat – A. Cardenal Vico. – Roma, 14 junio, 1920”.

Las fiestas que con este motivo se celebraron en julio de 1921 fueron dignas del magno acontecimiento. Triduo solemnísimo en el Carmen, predicado por el R. P. Gracián de la Madre de Dios, Carmelita Descalzo, residente en Córdoba, y fiesta extraordinaria de la Marina con la representación oficial del Rey el 16 de julio de 1921, en la que predicó elocuentemente el mismo P. Carmelita Descalzo. El domingo 17, grandiosa Misa de campaña en el atrio del Ayuntamiento a la presencia del pueblo congregado en masa. Después de la Misa, la tropa hizo un lúcido desfile e inmediatamente se trasladó la imagen de la Patrona a la Parroquia Diocesana, donde estuvo expuesta a la veneración de sus devotos durante todo aquel día. Por la tarde, se organizó una grandiosa procesión para el traslado triunfal de la Patrona a su templo., a donde llegó como un glorioso capitán después de una brillante conquista. En esta ocasión se estrenó el magnífico Paso de la Virgen del Carmen, que iba bajo palio, deslumbrante de belleza. Toda la Ciudad y la Marina tomó parte en este fausto día, ostentando el Capitán General don Pedro Vázquez de Castro la representación de Su Majestad el Rey.

Prestó vistosidad a la fiesta la presencia en los actos de los batidores y clarines de Lanceros de Villaviciosa.

Una lápida conmemorativa en la fachada del templo del Carmen recuerda perpetuamente a las futuras generaciones el júbilo de San Fernando en esta jornada de gloria.

La solemne fiesta del Patronato fue el digno preludio de lo que había de repetirse veintisiete años después: la Coronación de Nuestra Señora.

 

Del libro “La Virgen del Carmen Coronada de San Fernando”

Autor: Ismael Bengoechea Izaguirre

Bilbao (Vizcaya), 8.V.1917 – Cádiz, 10.I.2005. Carmelita Descalzo (OCD), mariólogo y tratadista.

Misa Solemne Patronato 1921
Misa solemne del Patronato en el atrio del Ayuntamiento , 17 de julio de 1921

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies