Adiós Madre Divina

Adiós Madre Divina

adiós Madre de Amor

luz bella del Carmelo

radiante más que el sol.

No acierta a separarse

de ti mi corazón.

La vida es tan oscura,

la vida sin tu amor.

Me voy, pero me llevo,

muy junto al corazón

tu santo escapulario

la prenda de tu amor.

Me voy, pero me llevo,

tu augusta bendición

¡Oh! Madre del Carmelo

Adiós, adiós, adiós.

Compartir en: